Protecciones solares

0 comentarios



 
parasoles horizontales
La radiación solar que entra a cualquier ambiente de una edificación a través de una ventana sin protecciones solares, constituye un aporte calorífico considerable, afectando al confort interior. Al ser esta radiación, espectralmente muy cercana a la radiación infrarroja, este calor podría aumentar la temperatura del aire interior respecto a la temperatura del aire exterior, debido a lo que se denomina efecto invernadero. El proceso se da a través de los planos vidriados de las ventanas, los cuales si son simples, son transparentes a la radiación infrarroja de onda corta, por lo que ésta es absorbida y vuelve a irradiarse entre las superficies y objetos interiores en forma de radiación infrarroja de onda larga. Por el contrario, el vidrio resulta opaco para la radiación de onda larga, por lo cual este calor radiante quedará atrapado dentro del ambiente.


“Se entiende por protección solar a cualquier dispositivo fijo o móvil que impida total o parcialmente el paso de la radiación solar al interior de un local o habitación”.  1


aleros
Se habla de protección solar, precisamente por la capacidad de regular la temperatura en el interior de locales habitables, con la ubicación de ciertos dispositivos que se interponen o regulan la trayectoria de la radiación solar.
Para el diseño de las estructuras de protección, es necesario el conocimiento de la latitud del sitio, es decir, determinar la trayectoria y ángulo solar a lo largo del año. Esto, de acuerdo a cada orientación de las ventanas  y  según las distintas fachadas. Estos factores definirán el tipo de protector solar más conveniente y el diseño del mismo, en cuanto a dimensiones y morfología. Si la estructura está compuesta por lamas, permitirá determinar la orientación de las mismas, es decir la disposición en sentido vertical u horizontal. 




Los tipos de protección más usuales son los siguientes:
 
o Protecciones fijas
o Protecciones móviles
o Protecciones orientables




La relación de la ventana de acuerdo a las orientaciones (y según cada hemisferio, pensando en la ubicación geográfica), sugiere qué tipo de criterio se usará para cada fachada. La perforación de la envolvente con mayores dimensiones en las orientaciones adecuadas, y la reducción y / o protección, en las más desfavorables.
Todo un panorama aparte, nos ofrece la industria de las carpinterías. Según el material que las compone, el diseño, si es doble vidriado o simple, la hermeticidad, la presencia de distintos tipos de vidrios y la incorporación de dispositivos de protección, hacen que su diseño sea cada vez más complejo y de mayor eficiencia.
El aprovechamiento de los espacios semicubiertos, generando expansiones y asociándolos con puertas vidrieras, para aprovechamiento de las mejores visuales, suele ser un muy buen recurso de diseño en climas cálidos. Aleros que permitan el filtrando de la radiación solar, o la interrumpan, tambián es una buena opción. Las aberturas con parasoles de lamas verticales orientables, en orientaciones donde la posición del sol tiene un ángulo de menor altitud con respecto al horizonte, constituye otra forma de protección adecuada para esa situación
En climas fríos, en cambio, el criterio es de aprovechamiento solar, en vez de protección.
Por todo lo antes enunciado, es de fundamental importancia el estudio climático, en donde se insertará la edificación. Estos son detalles que se resuelven en la etapa de proyecto.



1. (Proyecto Reconsost, Investigación sobre el Comportamiento Térmico de Soluciones Constructivas Bioclimáticas. Aplicación de Nuevas Tecnologías para la Rehabilitación Sostenible de Edificios).






Publicar un comentario

Su comentario será publicado, previa verificación del autor.

Compartir en Facebook Compartir